3 de mayo de 2015

Mascarilla natural de café

Hoy es el día de la madre e IndigoWeekend quiere mandarle un regalo a todas las madres del mundo.

Con el paso de los años la piel pierde luminosidad pero hay montones de tratamientos faciales para recuperar hidratación, jugosidad y luminosidad en el rostro.
En esta ocasión nosotros optamos por dos mascarillas naturales que aportan hidratación y luminosidad, además de un contorno de ojos natural para disminuir las bolsas y ojeras.

¿Quieres ver la otra mascarilla? Pincha aquí

El proceso es muy sencillo y lo mejor es que los resultados se observan con creces a la primera aplicación.

Las propiedades diuréticas y desintoxicantes del café, hacen que la piel quede más tersa por el efecto activante que crea en la circulación sanguínea, por esto es un aliado magnífico para el cuidado de nuestro rostro.

-Mascarilla:

Si no tienes una brocha de este estilo en tu casa no te preocupes; también lo puedes hacer con las manos. Pero posiblemente sea mas engorroso y complicado.
Los posos de café deben estar secos y la crema hidratante debe ser facial pues si aplicamos una crema corporal la piel quedará grasa.

Añadiremos café y crema hidratante a partes iguales. Tras mezclarlos la textura de la mascarilla debe quedar como observamos en la foto 2. Debe parecer una crema hidratante granulada.


-Contorno de ojos:


 Tras haber hecho la mascarilla lo único que tienes que hacer es cortar por la mitad un disco de algodón creando dos contornos de ojos y aplicar parte de la mascarilla en ellos como se observa aquí:


Posteriormente procedemos a aplicar la mascarilla por todo el rostro evitando la zona del contorno de ojos donde aplicamos los discos de algodón y la llamada zona de la muerte o alrededor de los labios que es una zona más delicada que requiere otros cuidados específicos.


 Esperaremos, aprovechando para relajarnos, durante 20 minutos intentando gesticular lo menos posible para que la mascarilla haga un efecto 100% efectivo. Pero ¡cuidado! el contorno de ojos solo lo aplicaremos durante unos diez minutos.

Retiramos los discos. La mascarilla se puede retirar en primer lugar con esponjas desmaquillantes para limpiar el groso y finalmente enjuagamos el rostro con agua bien fría para terminar de estimular la circulación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario